14 de abril de 2012

El tesoro de los nazareos


Argumento :

Estamos en 1140, Rodrigo Arriaga es un caballero huido de la corte de Alfonso I de Aragón el Batallador, (1073-1134), que se esconde en los Pirineos aragoneses y nada quiere saber de la corte ni de su antigua y secreta profesión. El que fue el mejor espía de su tiempo se oculta en un recóndito pueblo y ha renegado de su pasado como favorito del Rey.

Sin embargo, las cosas cambian cuando Silvio de Agrigento, jefe de los espías del Vaticano y en nombre de la Santa Sede, le hace una propuesta que le permitirá enterrar a su amada -muerta en desgracia- en Campo Santo y rehabilitar su pasado, recuperar su vida.

A cambio se le pide  infiltrarse entre las filas de la orden del Temple, convertirse en uno de ellos, ganarse su confianza y descubrir su secreto. Averiguar qué ocultan bajo su fachada de bondad y caridad, pues Roma sospecha de sus verdaderos propósitos.

Nota :
En mi opinión en este relato hay mucho de novela y poco de histórica,  el tema de los templarios ha sido empleado hasta la saciedad,  algunas veces de forma penosa, se cuentan leyendas absolutamente peregrinas y sin ningún fundamento. Se basan en hechos que adaptan a sus necesidades. Algunas recuerdan  a las aventuras del Capitán Trueno, que por cierto también participó en las cruzadas.  Esta es también una historia poco creíble.
Ahora bien, sí es una narración entretenida,  su prosa es fácil, descriptiva sin entrar en demasiados detalles,  en algunas partes peca de superficial,  pero se lee con curiosidad.
Al comienzo se enciende la trama y despierta el interés, más adelante baja un poco pero mantiene la atención encajando piezas,  aquí y allá que componen todo el entramado de la narración.
La parte final es la que más me gustó,  algunas novelas de autores muy reconocidos, fallan a mi entender precisamente en esta parte, no saben mantener la intriga hasta las últimas páginas y el desenlace no suele estar a la altura del planteamiento y del nudo. No hay sorpresa, todo es previsible y repentino. Véase mi entrada sobre “ El puente de los asesinos “, como ejemplo de ello. En 'El tesoro de los nazareos' sí la hay. Puede ser más o menos creíble como antes dije, pero al cerrar el libro me dejó la sensación de un final bien acabado. En definitiva una novela sin más pretensiones que la de entretener, algo que se logra sin ninguna duda.
Por otra parte, y como circunstancia personal, esta novela me ha recordado a mi profesor de historia en sexto de bachillerato, el Sr. Contestí, Caballero de la orden del Santo Sepulcro, que precisamente se casó a final de curso vestido de forma protocolaria con el uniforme oficial  de la orden. Todo un acontecimiento.  Desconozco si tenía algún remoto parentesco con Godofredo de Bouillón.  En aquella época no se había encontrado aún el filón novelístico-templario,  ciertamente no estaba muy al tanto de estos temas, y no se me ocurrió preguntárselo.
Torres del Temple en Palma

Aspecto Histórico
La Orden de los Caballeros Templarios o la Orden del Temple fué una de las más famosas órdenes militares cristianas. Da la impresión de que se sabe mucho de ellos, tanto que se convierte en un gran enigma.
Esta orden permaneció activa durante casi dos siglos. Fue fundada en 1118  por nueve caballeros franceses liderados por Hugo de Payns tras la Primera Cruzada. Aprobada de manera oficial por el Vaticano en 1129, la Orden del Temple creció rápidamente en número y poder. Los Caballeros Templarios empleaban como uniforme un manto blanco con una cruz roja dibujada. Los miembros combatientes de esta Orden, guerreros profesionales,  se encontraban entre las unidades militares mejor entrenadas que participaron en las Cruzadas. Los elementos no combatientes de la orden gestionaron una compleja estructura económica a lo largo del mundo cristiano, creando nuevas técnicas financieras que constituyen una forma precursora del modelo bancario, y construyendo una serie de fortificaciones por todo el Mediterráneo y Tierra Santa.
En 1307, un gran número de templarios fueron arrestados, inducidos a confesar bajo tortura y posteriormente quemados en la hoguera. A los historiadores corresponde dilucidar los verdaderos motivos de esta persecución. En 1312, Clemente V cedió a las presiones de Felipe y disolvió la Orden. La brusca desaparición de su estructura social dio lugar a numerosas especulaciones y leyendas, que han mantenido vivo el nombre de los Caballeros Templarios hasta nuestros días.
Caballero Templario

Web oficial del autor : Jerónimo Tristante
Para saber más : Web oficial de los Templarios en España
- Regalo de Cristina, en el dia Día del Padre - 2012 -
- Si les apetece dejen un comentario, será bienvenido -

1 comentarios:

Perlita dijo...

Pues la novela no despeja ninguna de todas las incógnitas que envuelven a los templarios. Pero se deja leer con facilidad y entretiene hasta el final.
Que en el fondo, es lo que espera uno de este tipo de novelas.
Saludos..

Publicar un comentario

Entradas más vistas

Licencia Creative Commons
REFERENCIAS Y LECTURAS por G.Garcias se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-Sin Derivadas 3.0 Unported.